Neuritis vestibular: qué es, causas, síntomas y tratamientos

Neuritis vestibular: qué es, causas, síntomas y tratamientos

¿Has sentido alguna vez como si todo te diera vueltas, aun estando quieto? La neuritis vestibular desencadena vértigo, entre otros síntomas que veremos en este artículo.

Aunque se ha hablado poco de esta afección, la neuritis vestibular, impacta a un gran número de personas globalmente. Comprenderla implica explorar sus causas, reconocer sus síntomas y conocer las opciones terapéuticas existentes para una mejor calidad de vida.

A continuación, nos sumergiremos en estos aspectos fundamentales para profundizar más en ella.

¿Qué es la neuritis vestibular?

La neuritis vestibular es una inflamación del nervio vestibular en el oído interno que afecta el equilibrio y provoca vértigo, desequilibrio y tinnitus.

En concreto, se trata de una afección médica caracterizada por la inflamación del nervio vestibular, situado en el oído interno. Esta inflamación interfiere en la capacidad del oído para enviar información precisa al cerebro sobre la posición y el movimiento del cuerpo. De ahí que pueda provocar desequilibrio en la persona afectada.

Principales causas de esta afección

Esta condición surge de la inflamación del nervio vestibular. Pero, ¿cuáles son sus desencadenantes?

  • Infecciones virales: generalmente, son la causa primordial. Virus como el herpes simplex, vinculado al herpes labial, pueden desencadenar la inflamación del nervio vestibular.
  • Respuestas inmunológicas: en algunos escenarios, el sistema inmunitario puede reaccionar de manera desacertada, agrediendo al nervio vestibular y provocando la inflamación.
  • Traumatismos: un impacto directo o lesiones en el área del oído, especialmente en su parte interna, pueden iniciar la neuritis vestibular.
  • Problemas circulatorios: dificultades en el flujo sanguíneo del oído interno también constituyen una causa posible.
  • Otros factores: ocasionalmente, condiciones médicas subyacentes o ciertos fármacos pueden ser causas de una neuritis vestibular.

A pesar de estas causas, en muchos casos la raíz exacta de la neuritis vestibular se desconoce. Por ello, consultar a un especialista en otorrinolaringología es crucial para una evaluación al detalle.

Síntomas de la neuritis vestibular

Los síntomas de la neuritis vestibular varían en intensidad y duración entre los afectados. Los síntomas más comunes son:

  • Vértigo: sensación de movimiento o giro, aun estando quieto.
  • Desequilibrio: al andar se puede sentir inestabilidad y dificultad para mantenerse firme.
  • Náuseas y vómitos: a menudo acompañan al vértigo, especialmente durante episodios intensos.
  • Tinnitus: zumbido constante o intermitente, perceptible solo por el individuo afectado.

Tratamientos para aliviar los síntomas de la neuritis vestibular

¿Para que sirven estos tratamientos? Se centran sobre todo en aliviar los síntomas y restaurar la función vestibular normal. Los tratamientos más comunes son:

1. Medicamentos

  • Antiinflamatorios: corticosteroides reducen la inflamación.
  • Medicamentos antieméticos: controlan las náuseas y los vómitos.
  • Medicamentos para el vértigo: ayudan a mitigar los síntomas de vértigo.
  • Antivirales: prescritos si se sospecha una infección viral.

2. Terapia de rehabilitación vestibular (TRV)

Esta terapia consiste en ejercicios específicos que ayudan al cerebro a adaptarse a las señales alteradas del oído interno, acelerando la recuperación y reduciendo la periodicidad de los síntomas.

3. Cambios en el estilo de vida

Reducir el consumo de cafeína, alcohol y tabaco puede disminuir los síntomas en algunos pacientes.

4. Cirugía

Esta opción suele considerarse cuando otros tratamientos no han sido efectivos y se identifica una causa específica que puede abordarse de forma quirúrgica.

Prácticas de prevención para reducir el riesgo

Existen algunas medidas para reducir el riesgo y manejar la neuritis vestibular de manera eficaz. Veamos algunas de ellas:

  • Vacunación: mantén actualizadas las vacunas recomendadas, especialmente contra enfermedades virales.
  • Prevención de infecciones: el cuidado para evitar infecciones del tracto respiratorio superior es vital. Se recomienda lavarse las manos con regularidad y evitar el contacto con personas enfermas.
  • Protección contra lesiones: cuida tus oídos durante actividades físicas y usa protectores auditivos en entornos ruidosos.
  • Refuerzo del sistema inmunológico: una dieta equilibrada, ejercicio y manejo del estrés fortalecen la inmunidad.

Estas acciones pueden ayudar, pero no aseguran la prevención total. La neuritis vestibular, si no se trata adecuadamente, puede ser incapacitante. Sin embargo, con atención médica, es posible una recuperación.

Sin comentarios

Deja un comentario