Consejos y recomendaciones para mantener nuestros oídos sanos

Consejos y recomendaciones para mantener nuestros oídos sanos

Cuidar nuestros oídos es esencial debido a su vital función en nuestra vida diaria. La audición saludable nos permite, por ejemplo, disfrutar de la música, de conversaciones y de sonidos cotidianos. En definitiva, el sentido del oído desempeña un papel crucial al captar los sonidos de nuestro entorno.

Por ello, la prevención auditiva es primordial. Evita la pérdida auditiva, reduciendo riesgos por exposición al ruido o factores ambientales. En este sentido, la higiene y los hábitos auditivos saludables adecuados protegen el tímpano y el canal auditivo.

Ten en cuenta que el oído es un órgano delicado, que requiere cuidados, especialmente con el paso del tiempo. Pero, ¿cómo garantizar un cuidado óptimo para nuestros oídos? Muchos de nosotros tenemos hábitos perjudiciales que afectan nuestra audición. Así que presta atención a estas diez prácticas saludables para mantener una buena salud auditiva.

10 consejos para mantener los oídos sanos

En nuestro centro Óptica Santa Gema encontrarás asesoramiento personalizado de profesionales expertos. Además, recibirás consejos y orientación para mantener una salud auditiva óptima y disfrutar de una calidad auditiva excepcional.

Como ves, es tan importante el cuidado de nuestros oídos que queremos destacar a continuación los hábitos más saludables para cuidar tu capacidad auditiva.

1. No metas ningún objeto extraño en el oído para extraer el cerumen

Algunas personas recurren a objetos como bastoncillos e incluso horquillas para aliviar el picor del oído. Pero esta práctica debe evitarse en todo momento, ya que podría causar daños en la membrana timpánica.

¿Sabías que el uso de bastoncillos de algodón para limpiar la cera puede empujarla más hacia el canal auditivo? Por tanto, es preferible utilizar agua y jabón para mantener una higiene adecuada en esta zona.Principio del formulario

2. No pongas el volumen de la tele o la música demasiado alto

Evita aumentar excesivamente el volumen de la televisión o la música, así como también tener varios dispositivos sonoros en funcionamiento simultáneo.

Cuando uses auriculares, procura no superar el 60% del volumen, manteniendo la capacidad de escuchar los sonidos del entorno. Además, es importante que limites su uso a una hora diaria.

Si al quitarte los auriculares percibes un zumbido, indica que los has usado demasiado tiempo. Evita llegar a este punto para mantener una buena salud auditiva.

3. No te expongas a ruidos fuertes

En lo posible, evita la exposición a ruidos fuertes. Mantente alejado de altavoces en conciertos o discotecas, y aléjate de las áreas de construcción u obras.

Aunque en ciertos trabajos la exposición a ruidos es inevitable, como en fábricas u obras, considera el uso de auriculares aislantes o tapones para proteger tus oídos. Prioriza que tus oídos estén expuestos a sonidos más suaves y agradables siempre que sea factible.

4. Usa tapones cuando vayas a sumergirte en el agua

Es importante considerar que la humedad puede desencadenar problemas como otitis o infecciones por hongos. Para prevenirlos, utiliza tapones cuando te metas en piscinas.

5. Ten cuidado con algunos medicamentos

Asegúrate de que tu médico no te prescriba medicamentos ototóxicos, aquellos que podrían dañar tu audición.

Muchos de estos fármacos, incluidos algunos antibióticos, podrían afectar la audición de manera indirecta. Así que explora otras alternativas disponibles para proteger tus oídos y tu salud en general.

6. Si sueles hablar mucho por teléfono, alterna de oído

Algunas personas, por razones personales o laborales, pasan largos periodos hablando por teléfono, a veces notando adormecimiento en el oído tras las conversaciones. No continúes con esta práctica.

Para prevenirlo, alterna el uso del auricular entre ambos oídos periódicamente. Además, procura no aplicar demasiada presión sobre la oreja al sostenerlo. Estos pequeños cambios pueden ayudar a preservar tu audición a largo plazo.

7. Si coges un resfriado o gripe, ante cualquier molestia en los oídos acude al médico

Siempre es crucial cuidar tus oídos, pero es aún más importante tomar precauciones extra durante un resfriado o gripe. ¿Por qué? Durante estas enfermedades, hay una mayor vulnerabilidad a las infecciones, las cuales podrían causar pérdida auditiva si se agravan.

Si experimentas molestias en el oído, no dudes en consultar a un especialista de inmediato. Tomar medidas adicionales durante estas circunstancias puede ayudar a preservar tu salud auditiva.

8. No introduzcas ningún líquido en el oído

Evita usar agua oxigenada, aceites minerales o soluciones salinas dentro del canal auditivo. A menudo se cree erróneamente que estos productos son beneficiosos para limpiar y cuidar los oídos, pero la realidad es que son perjudiciales.

Algunos de sus componentes podrían desencadenar infecciones en el interior del oído, por lo que es mejor evitar su uso para mantener una buena salud auditiva.

9. Mantén los oídos secos después de darte un baño o de nadar

Tras salir del agua, seca siempre suavemente la zona alrededor de los oídos con una toalla.

10. Visita a un especialista

Si notas algún tapón de cerumen en los oídos, visita a un especialista para su extracción lo antes posible. Y no intentes quitarte el tapón por tu cuenta con líquidos o bastoncillos, ya que estos pueden desplazar el cerumen y podría causar micro-roturas internas.

Por último, te aconsejamos hacerte revisiones auditivas a partir de los 50 años para preservar la salud auditiva, ya que la edad puede conllevar pérdidas de audición.

Visítanos o contáctanos para resolver cualquier duda sobre tu salud auditiva. Ofrecemos servicios auditivos, incluyendo revisiones completas y seguimientos personalizados. Y te ayudamos a solucionar problemas auditivos que limitan tu vida diaria. ¡Estaremos encantados de guiarte en todo el proceso!

Sin comentarios

Deja un comentario